Plan de Cultura para Tijuana


La cultura son las formas de vida por las cuales coexistimos y concebimos el mundo, la forma en que construimos diariamente una ciudad. Cultura no son solamente las bellas artes, sino todos los procesos sociales por los cuales una población se desarrolla y concede sentido.

Tijuana atraviesa un momento muy difícil. No podemos negar que en Tijuana opera una cultura del abandono social y la violencia. Pero, por otra parte, Tijuana se caracteriza por poseer una cultura propositiva, creativa y trabajadora. Tijuana innova. Es un laboratorio de nuevas propuestas.

Nuestra propuesta de cultura consiste en promover el crecimiento de esa cultura positiva. No se debe perder de vista que debido a nuestro contexto de violencia hay que enfocar todos los programas culturales hacia la restauración del tejido social.

Para atender las necesidades vitales de la ciudad proponemos una política cultural en Tijuana con cinco ejes:

1. Ampliar la cobertura de servicios culturales a toda la ciudad.


2. Sanación cultural del espacio comunitario y público.


3. Profesionalización de los servicios culturales para crear una institución modelo en el país.


4. Impulso de economías y turismo cultural.


5. Crear una infraestructura cultural innovadora a nivel internacional.





PRIMER EJE. AMPLIAR LA COBERTURA DE SERVICIOS CULTURALES A TRAVÉS DE LA CIUDAD

No se puede diseñar una política cultural sin comprender que la exclusión es el problema más grave de la ciudad.

La exclusión es lo que está generando, por ejemplo, la base social del narco: sus consumidores, sus empleados y la sensación de que no se puede hacer nada, de que no hay alternativas o formas legales y efectivas de salir adelante.

La política cultural de Tijuana debe, en este momento, enfocar todos sus esfuerzos hacia combatir la exclusión a las oportunidades. Los servicios culturales deben dirigirse a la producción de mayor calidad de vida y bienestar individual, familiar y social.

Lo que ha hecho Medellín es un buen ejemplo de lo que podemos lograr en Tijuana.

La prioridad de la política cultura es ampliar significativamente la cobertura de los servicios culturales territorial y sectorialmente en la ciudad, utilizando a la cultura como vehículo para encaminar y acompañar a la niñez y juventud hacia un futuro sano y emprendedor.

La base de la nueva política cultural en Tijuana es el artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que indica que:

“Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente de la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten”


I. CARTA LOCAL DE DERECHOS CULTURALES

Para darle misión y coherencia a todos los programas, proyectos y actividades culturales del gobierno de la ciudad se elaborará una Carta Local de Derechos Culturales, cuya preparación correrá a cargo de especialistas.

Con base en esta Carta Local de Derechos Culturales, el gobierno municipal ordenará sus servicios culturales a corto, mediano y largo plazo, consolidando la seriedad y estándares de calidad internacional de su misión y actividades, pues cada proyecto, programa o institución tendrá el mandato de asegurar de modo real cada derecho cultural para la ciudadanía.

Esta Carta es la base del trabajo y certificará a Tijuana como una ciudad a la vanguardia de la cultura global.


II. CENTROS COMUNITARIOS INTEGRALES

Los programas culturales en Tijuana están centralizados en la zona de Playas-Centro-Río, y el resto de la ciudad no posee servicios de tipo cultural, por lo que la prioridad es proporcionar los derechos culturales a toda Tijuana, y recordemos que por cultura entendemos no sólo el derecho al arte sino también los derechos humanos, equidad de género, respeto al entorno, conciencia civil, educación continua, adquisición de una actitud emprendedora y recreación sana para nuestros hijos. El mecanismo por el cual actualmente podemos hacer valer los derechos culturales son Centros Comunitarios Integrales distribuidos en zonas estratégicas de la ciudad, pensando particularmente en el Este de Tijuana, en las colonias de mayores problemáticas sociales.

La creación de centros comunitarios integrales tiene como finalidad facilitar el desarrollo humano en zonas de marginación social en Tijuana, dotando a las familias del auxilio que necesitan para abrir nuevas realidades de desarrollo humano integral, que es la única solución a mediano y largo plazo para el clima de violencia y desamparo social en que vivimos.

Estos centros serán los núcleos de cohesión social en las zonas de menor desarrollo. Se tratarán de una red de arquitecturas sociales que al dignificar espacios de la ciudad servirán para varios propósitos: lugares bellos que son tanto recreativos como centros de trabajo comunitario que propician la reactivación económica y cultural de zonas olvidadas de la ciudad y, sobre todo, son programas que siembran nuevas oportunidades a través de la educación, la sanación social, el deporte y la cultura en general. Dirigido a niños, jóvenes, mujeres y clase trabajadora.

Estos espacios darán servicios culturales, educativos, ecológico, terapéuticos, recreativos y de generación de proyectos auto-sustentables, con un fuerte vínculo a la educación continúa, la integración comunitaria y la generación de empleo.

Estos centros comunitarios serán la punta de lanza de la nueva política cultural pues oxigerán de esperanza y oportunidades a las zonas más marginadas de la ciudad.

Todo ser humano busca ser respetado y tener un sentido de pertenencia. Desgraciadamente hoy los niños y jóvenes creen que no tienen más alternativas que las drogas y la violencia para obtener ese respeto y de pertenencia.

Esto es uno de los puntos más importantes de nuestra política: la cultura como medio para dar respeto, esparcimiento y sentido de pertenencia a nuestra niñez y juventud. Y así reducir significativamente los índices de violencia.

Su labor será utilizar la cultura como estrategia para acompañar y enriquecer a los sectores que hoy se sienten en el abandono y que, por lo tanto, acuden a las pandillas y narcocultura o, sencillamente, son presas de la desesperanza.

El mensaje central de esta infraestructura será: aquí estamos. No te hemos olvidado y, sobre todo, hay manera de que salgas adelante.

Esta infraestructura requiere de una gran inversión pero es posible realizarla. Ciudades como Medellín han logrado avances significativos. Tijuana también puede hacerlo. Con la fuerza de Tijuana incluso podemos volvernos la ciudad líder en esta infraestructura a nivel continental.


III. TRANSPORTE Y CULTURA

Uno de los medios más importantes de educación masiva es el transporte público. En los taxis, calafias y autobuses de Tijuana miles de personas diariamente son educadas mediante la música, estaciones de radio y, sobre todo, en la interacción con choferes y ciudadanos.

Para decirlo con claridad, el transporte público es el servicio gubernamental con el que miles de tijuanenses interactúan durante más tiempo cotidianamente, así que las condiciones, trato y calidad del servicio nos educan en cuanto qué significa vivir aquí. En el transporte público se define qué es Tijuana.

Entendida la función educativa –en el sentido amplio del término--, hay que aprovechar el sistema de transporte público para fortalecer la cultura positiva de la ciudad.

En el transporte, el ciudadano desee tener un paseo agradable, un tiempo de descanso, después o antes de su jornada laboral; evitar todo stress, desgraciadamente, el transporte público en Tijuana se caracteriza por lo contrario: música alta, exceso de velocidad, insultos, mal aspecto, stress. Es necesario transformar el ambiente caótico que miles de tijuanenses tienen que soportar dentro del transporte público.

Para dar sólo un ejemplo de un programa sencillo y efectivo será instalar módulos de préstamos de revistas y libros en puntos estratégicos de la ciudad, para fomentar los índices de lectura en la ciudad y facilitar el acceso a la educación a aquellos con menos recursos.

El transporte público, pues, será uno de los vehículos clave de transmisión de la nueva cultura de paz, legalidad y concordia en la ciudad.


IV. COBERTURA POR INTERNET

Para la población que tiene acceso a Internet un mecanismo eficiente para multiplicar la cobertura de los servicios culturales es la institucionalización de una página electrónica especialmente diseñada para transmitir y difundir por Internet los eventos culturales organizados por el municipio, así como otros que podamos vincular con instituciones culturales y académicas de la región.

Esta página también contará con ediciones de libros que el municipio ha realizado en el pasado, así como se impulsará la creación de una revista electrónica cultural de Tijuana realizada bajo criterios profesionales y con propósito de difundir la cultura y regional.

Gracias a esta página electrónica del municipio cualquier persona podrá acceder a servicios culturales de eventos, información, convocatorias y contenidos audiovisuales y textuales sin necesidad de tener que estar físicamente en la fecha y hora día de tales eventos, teniéndolos en la comodidad de su pantalla en cualquier momento.

Esta página, además, no sólo dará servicio cultural a los tijuanenses, sino que cualquier persona en México o en otros países recibirá los beneficios, difundiendo fuera de la ciudad la calidad del servicio cultural que se ha alcanzado en Tijuana.



SEGUNDO EJE. SANACIÓN CULTURAL DEL ESPACIO COMUNITARIO Y PÚBLICO

En el siglo XXI, la cultura debe estar presente transversalmente, esto quiere decir que debe haber una visión integral para vincular y dar cohesión a las políticas que inciden directamente en la manera en que el ciudadano co-existe y define a la forma de vida en esa ciudad.

La política cultural de una ciudad del nuevo milenio no se limita a los programas o actividades de su instituto de cultura sino a la serie de lineamientos que posibilitan formas armónicas de vida, por lo tanto, cada política pública debe tomar en cuenta componentes culturales de modo transversal.

El clima de desorden y vulnerabilidad que vivimos en Tijuana puede aliviarse significativamente atendiendo la sensación de intranquilidad y caos que producen el manejo actual de la cultura urbana en Tijuana. La cultura consiste en la manera en que vivimos.

En términos culturales, una de las grandes necesidades de Tijuana es una sensación de paz y tranquilidad comunitaria, una cultura de ocio constructivo, relajamiento y disfrute en la ciudad.

Hay que fortalecer valores, prácticas e imágenes que propicien la inclusión, la tolerancia, la igualdad de oportunidades, la diversidad, la concordia y la cultura de la legalidad.

Es una prioridad que nuestro ser y sentidos no sean agredidos en nuestra propia casa y ciudad: una nueva cultura urbana implica bajar significativamente el gran stress que ciertos desórdenes están causando en nosotros como ciudadanos.

Algunas de las medidas a tomar dentro del nuevo esquema de política cultural estarán:

Detener la contaminación auditiva en la ciudad. Es necesario regular el ruido en zonas habitacionales, así como en espacios y servicios públicos, estableciendo vínculos efectivos entre reportes de música o ruido de alto volumen en casas habitación, bocinas al aire libre, transporte y comercios para crear una cultura de respeto que, por una parte, permita mejor calidad de vida —especialmente el derecho a la privacidad y el descanso— a nuestros habitantes, menores fricciones dentro de las comunidades, división social, sensación de ausencia de legalidad e ineficiencia gubernamental y espacios públicos o comerciales que no ahuyenten a turismo local o extranjero debido a la contaminación auditiva.

Regular la saturación publicitaria y la presencia de imágenes racistas, clasistas o que promuevan el maltrato, la discriminación, el miedo y la intolerancia en los espacios urbanos, ya que perturba nuestro paisaje y ambiente cotidiano, que es una de las bases de nuestra autoestima urbana y social.

• Una parte significativa de la ciudadanía identifica a Tijuana como una ciudad sin limpieza. Es necesario conducir con total seriedad campañas prácticas de creación de hábitos de limpieza de la ciudad en corresponsabilidad de gobierno y ciudadanía. La falta de limpieza, al agredir los sentidos, es una de las causas de mayor desánimo social y fomento a la apatía e irresponsabilidad cívica. La limpieza es más que un asunto de imagen: es un asunto de fondo y una de las claves de la cultura positiva que hay que impulsar en la ciudad. Al futuro vamos a llegar limpiando.

• Una de las tendencias latentes de la cultura tijuanense es el reciclaje. Este es otro de los puntos esenciales de una nueva política cultural: hacer de Tijuana la ciudad del reciclaje, que es fuente de ingresos, limpieza y ecología. La cultura del reciclaje crea hábitos que se extienden al resto de la arena social: eficiencia, conciencia ciudadana, sustentabilidad y comunidad.

• Crear un clima de mejor entendimiento trabajando en el desarrollo humano de grupos estratégicos como la policía y los propios empleados del municipio, que son la fachada del gobierno y cuya actitud define qué piensa la ciudadanía de su ciudad, servicios y gobernantes.

Esta sanación del clima social urbano se logrará mediante diálogo con las partes involucradas: ciudadanía, iniciativa privada, escuela, policía y gobierno en general.



TERCER EJE. PROFESIONALIZAR EL SERVICIO CULTURAL EN TIJUANA

La meta central de este tercer eje es convertir al área de cultura de la ciudad de Tijuana en una institución modelo a nivel nacional. Conseguiremos que su manera de trabajar esté fundamentada en el conocimiento, la democratización, la participación ciudadana y la total transparencia.

Para evitar problemas que frecuentemente demeritan el funcionamiento, credibilidad e imagen de cualquier institución cultural apegarnos a estándares internacionales, estableciendo normatividades internas, procedimientos consolidados que profesionalizan y transparenten puntos estratégicos de su funcionamiento y su visibilidad.

Para lograr esta meta estarán serán algunas de nuestras prioridades:

• Cada programa o proyecto cultural contará con un consejo consultivo compuesto por especialistas en los ámbitos de educación, economía, género, derechos humanos, ecología y urbanismo provenientes de otras áreas del gobierno, así como instituciones académicas y reconocidas instancias ciudadanas. La función de este consejo consultivo será asegurar la seriedad del concepto, ejecución y funcionamiento de cada programa o proyecto.

• Se hará un diagnóstico de la actual estructura y actividades del Instituto Municipal de Arte y Cultura para actualizar su misión, concepto, funcionamiento y actividades en la ciudad.

• Se consolidará la vinculación con organismos internacionales, binacionales, nacionales y regionales, fundaciones, empresas, organismos ciudadanos para proveer de mayores fondos a los proyectos locales y darle mayor alcance a los programas y proyectos a realizar.

• Se aplicarán convenios ya existentes o se firmarán nuevos convenios con universidades y otras instituciones para que los estudiantes presten su servicio social dentro de los programas culturales del gobierno de la ciudad, así como se buscará extender convenios de este tipo con instituciones del otro lado de la frontera.

Fijar perfiles y criterios claros para seleccionar a los funcionarios culturales.

• Someter a concurso público los puestos laborales en áreas culturales para así asegurar que cada puesto esté ocupado por la persona más preparada.

• Hacer una descripción precisa de cada puesto y evaluar periódicamente el trabajo desempeñado.

Fortalecer, transparentar y re-diseñar convocatorias de apoyos a individuos, grupos o iniciativas ciudadanas para asegurar igualdad de oportunidades y criterios profesionales de selección y seguimiento.

Terminar con la asignación discrecional de fondos.

• Dar coherencia al calendario de eventos, estableciendo líneas de trabajo para evitar la improvisación de actividades, conceptos, temáticas, organización y, sobre todo, el desperdicio de recursos.

Definición de perfil de uso de los diferentes espacios culturales.

Consolidar la índole educativa de las Casas de la Cultura en Tijuana, diseñando programas académicos que benefician a la juventud tijuanense y que estén debidamente contextualizados en nuestra realidad cultural fronteriza, y orientados hacia la ubicación y desarrollo de talentos a lo largo y ancho de la ciudad.

• Vinculación permanente con otras ciudades y estados de la República, así como con California.

Integrar Tijuana dentro de coaliciones de política cultural con estándares internacionales en organismos mundiales como Agenda 21.



CUARTO EJE. IMPULSO DE ECONOMÍAS Y TURISMO CULTURAL

Es necesario facilitar la creación de distritos, corredores y zonas de economías y turismo cultural, por lo que se trabajará en:

Recuperar espacios perdidos/decomisados para incentivar creación de servicios culturales ciudadanos.

Generar un corredor turístico tijuanense, distritos de economías culturales, estableciendo componentes culturales en zonas como el malecón, el Cerro Colorado, La Presa Abelardo L. Rodríguez y Av. Revolución y otras zonas que surjan de los estudios y que sean desarrollados y beneficien a esas comunidades, así como a la ciudad en general.

Polos de atracción turística a partir de detectar focos únicos de la cultura tijuanense que sean un patrimonio inmaterial (UNESCO) y que puedan ofertarse como parte del consumo turístico.

• Estimulación de zonas culturales a partir de comunidades migrantes arraigadas en la ciudad, ya sea nacionales o internacionales, y que forman parte del perfil multicultural de la ciudad.

• Divulgar la información precisa acerca de cómo abrir empresas culturales en la ciudad, como librerías, galerías o tianguis, y gestionar vías más rápidas y económicas para echar a andarlos, así como trabajar con los ya existentes para encontrar maneras de fortalecer su presencia en la ciudad, mediante diversas estrategias.

• Crear una Guía Cultural de la ciudad que sirva a los locales y turistas para conocer la ubicación y servicios de todos los espacios culturales de la ciudad, desde los pequeños hasta los institucionales, y que pueda consultarse tanto en la página del IMAC como de modo impreso en cada uno de tales establecimientos culturales.



QUINTO EJE. NUEVA INFRAESTRUCTURA CULTURAL EN TIJUANA DE INNOVACIÓN MUNDIAL

Es necesario poner sobre la mesa el futuro inmediato y a largo alcance de la infraestructura cultural en Tijuana. Nuestra propuesta consiste en encabezar la iniciativa multilateral para desarrollar el proyecto, a diferentes etapas, de un Parque Cultural Tijuana.

El Parque Cultural Tijuana que se trate de una nueva zona cultural en la ciudad, y que constituya no sólo un gran atractivo turístico local e internacional sino una zona que oxigene culturalmente a la urbe proveyéndole de espacios culturales innovadores, jardines y otros servicios educativos y recreativos que promuevan la cultura de la inclusión social.

Los proyectos que hay que desarrollar, planificar y ensamblar inter-institucionalmente en el corto, mediano y largo plazo son:

Nave de la Ciencia: un espacio interactivo de difusión de la ciencia entre los niños y jóvenes de la ciudad.

Nave del Libro: biblioteca, librería, salas de lectura-escritura en papel y pantalla y programas permanentes para impulsar una nueva cultura del libro en Tijuana.

Planta de la cultura fronteriza: un archivo vivo de la literatura, procesos sociales y el arte que se ha creado en la frontera de Tijuana-San Diego.

• Fábrica de cine.

Maquila de arte en Tijuana: un espacio no de exhibición de productos de arte sino un espacio de interacción con procesos de arte.

En el 2002, la revista Newsweek identificó a Tijuana como una de las ocho nuevas mecas de la cultura en el mundo, esta caracterización ha sido reiterada de diversas maneras en las últimas dos décadas en círculos artísticos, literarios, académicos y mediáticos y, sin embargo, la ciudad de Tijuana no cuenta con la infraestructura cultural que se esperaría de una de las capitales de la nueva cultura global.

Algunas personas, por ejemplo, podrían esperar que en Tijuana existiese un Museo de Arte Moderno o Contemporáneo, sin embargo, las expresiones y paradigmas de Tijuana se caracterizan por su ímpetu de ir más allá de lo establecido.

Se propone que en lugar de una espacio para que públicos vayan a contemplar pasivamente exhibiciones de arte, Tijuana innove internacionalmente el concepto de museo construyendo un espacio en el que no se vaya a ver productos de arte sino procesos de arte, es decir, un espacio donde los asistentes puedan apreciar el proceso mismo de la elaboración de piezas y prácticas de arte en sus diferentes fases y disciplinas.

A este espacio de goce, juego, paseo, interacción social, participación y aprendizaje le llamaremos MAQUILA DE ARTE. A él acudirán personas de todas las edades no sólo para ver obras de arte terminadas sino procesos de trabajo de elaboraciones artísticas.

En lugar de simplemente “admirar” obras colgadas en un muro, los asistentes podrán aprender directamente cómo es el arte elaborado, participando de diferentes maneras en dicho proceso, según se trate del espacio específico dentro de la Maquila de Arte o de los proyectos particulares en realización.

Esta sala también podrá albergar espacios para proyectos de elaboración de textos de diferentes géneros (desde la poesía hasta la traducción).

La Maquila de Arte enfatiza los conceptos de producción, trabajo, participación ciudadana e innovación de la forma de concebir el arte en las ciudades del nuevo milenio.

13 Responses to "Plan de Cultura para Tijuana"

  1. gravatar Anónimo

    En mi opinion....este plan de difusion de cultura tiene un enfasis demasiado antropocentrico. No puede haber un futuro real, en ninguna parte, si no se hacen campanas serias para el control de la natilidad y la reduccion de la poblacion. Esto, ademas, necesita ser complementdo por una cultura de la restauracion del estrato biologico de la zona. Si este estrato natural, constituido por la flora y la fauna, la minerologia de la zona, el delicado equilibrio entre las plantas, la raiz, la superficie receptiva a su semilla, la tendencia a la germinacion de nuevos especimenes al pie de los viejos, el area esta biologicmanete muerta.

    Como alternativa a lo que he leido, creo que serian necesarias charlas y discusiones que pudiesen ayudar a futuros promotores de ideas y de cultura a evolucionar sus ideas hacia modelos menos antropocentricos, y mas equilibrados. Hay que contemplar friamente la probabilidad de que lo mejor para el pais y para la zona norte de BC sea una consciencia de la necesidad de reducir la poblacion. Eliminar, gradual y voluntariamente, la presencia excesiva de una especie invasiva y destructiva. Logrando esto, puede ser mucho mas factible el advenimiento de una comunidad mas consciente, mas refinada y sustentable en sus habitos, y con una posibilidad mas solida de supervivencia y de una vida cultural mas verde, sana, libre de violencia y disfuncionalidad.

  2. gravatar Luis Miguel Villa

    Esta parece ser una buena línea de trabajo, muchísimo más amplia que este medio ligado y cercano a las actividades llamadas culturales, literatura, artes visuales, artes plásticas, música, teatro, etcétera, sin embargo, la idea podría ser comenzar por esto y paso a paso ampliar las temáticas y los campos de especialización de los participantes, ya debería ser tiempo de entender que debemos pensar en el trabajo multidisciplinario, ojalá después de este importante paso, se planteen mecanismos claros para ampliar este programa por el bien de Tijuana y de nuestro país. Me parece súper importante que comencemos por dejar de lado el anonimato, reflejemos el grado de compromiso ofreciendo nuestro nombre y, mejor todavía, un e-mail o algún otro tipo de contacto.

  3. "En el siglo XXI, la cultura debe estar presente transversalmente, esto quiere decir que debe haber una visión integral para vincular y dar cohesión a las políticas que inciden directamente en la manera en que el ciudadano co-existe y define a la forma de vida en esa ciudad".En este principio radica el punto de partida`para la construcción de un nuevo ciudadano.Bien.Sólo una pregunta ¿quién propone?

  4. gravatar Claudia Sandoval

    Hola Armando,
    Respondo a tu pregunta sobre quiénes proponemos este plan de cultura: la autoría es de Heriberto Yépez e Ivan Díaz Robledo, con la colaboración de Ejival y Julio Rodríguez. Otros nos hemos sumado, como yo, Claudia Sandoval, y participamos a distintos niveles. Hemos creado este foro para discutir la propuesta, ampliarla, enriquecerla e identificar prioridades en las comunidades que conforman Tijuana. También estaremos convocando a reuniones de trabajo, por este medio, en facebook y en nig. Saludos!

  5. gravatar Anónimo

    es buena la idea pero no tiene la estructura de un plan, deberían consultar alunos planes parciales de desarrollo para que esto pueda trascender a la legalidad de la ciudad y que no quede solo como un manifiesto mas.

  6. La redacción fue mía (Heriberto) y de Ivan Díaz, las ideas son de todos. Julio Rodríguez no aportó sino un par de comentarios. Sólo para aclarar, de hecho, él manifestó claramente su diferencia con la orientación social de este plan.

  7. Reitero mi invitación a que anónimo deje de serlo, porque tiene tantas obras escritas y se le cita tanto con tan diversos temas, que hasta he llegado a creer que es el mismísimo dios metiendo su cuchara por todos lados a través de todos los tiempos y la verdad es difícil argumentar algo en contra suya, lo cual, de entrada, es incómodo. Es más fácil dialogar con un simple mortal.

  8. gravatar Alejandro Pacheco

    Me parece que debería socializarse esta propuesta, hacerla pública y aprovechar algunos de los foros donde se presenten los candidatos, para que no se adjudiquen la paternidad ni se impongan criterios personales.
    La política y la cultura no DEBEN estar divorciados, todo lo contrario, y mucho menos debe supeditarse una a la voluntad de la otra.
    Faltan puntos que afinaré y se los haré llegar próximamente.
    Gracias por la invitación Heriberto.

  9. Hola, me parece interesante la propuesta sobre todo porque plantea acercamientos a los temas que trascienden la lógica con la que hasta hoy se han venido abordando las políticas públicas, tanto desde la perspectiva del Estado como de la sociedad civil.
    Yo no vivo en Tijuana, sin embargo, quisiera mantenerme al tanto de lo que se gesta por aquéllos rumbos.

    Saludos

  10. Alejandro:

    Ya se está organizando un encuentro para abrir la propuesta a la comunidad y para ir formando comisiones de trabajo con los que quieran entrarle al proyecto.

    Aquí está el flyer del evento: http://sphotos.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-snc4/hs097.snc4/36189_106249926090838_100001174942151_48557_6453165_n.jpg

    El proyecto no tiene vínculos partidistas, pero queda invitado al evento cualquier ciudadano que esté como candidato a algún puesto público.

    Saludos.

  11. Me parece que la iniciativa es sumamente importante por varias razones, enumero ahora sólo cinco:

    En primer lugar es importante porque aborda a la cultura desde una perspectiva conceptual amplia y compleja. Reconoce que es una forma de vida, de relación social, de estructuras cognitivas (formas de pensar, aprender y entender el mundo) y también un mecanismo a través del cual le damos sentido a la existencia. Reconocen que es a partir de la cultura como justificamos nuestras acciones, y también es a partir de la cultura como podemos cambiar.

    En segundo lugar la iniciativa es importante por busca poner en práctica este postulado a partir de líneas específicas de acción que han sido decididas a partir de un ejercicio crítico. Es decir, tiene fundamentos sólidos. Cierto es que aún está pendiente la definición de las formas más concretas de su implementación, pero se tiene claridad en términos de los objetivos fundamentales y de las vías a partir de las cuales se buscará este cambio.

    En tercer lugar la propuesta es importante porque los objetivos de cambio, y la apuesta por la cultura como mecanismos de sanación del tejido social, integran a un número muy amplio y diverso de personas, proyectos e iniciativas. Desde sus orígenes la propuesta ha buscado ser inclusiva y horizontal reconociendo las habilidades, atributos, capacidades y experiencias de todos aquellos que se quieran integrar. Es una propuesta que le apuesta al capital cultural y es coherente con ello desde su formas de consolidación. La propuesta reconoce que la salida a esta crisis está en la suma articulada de esfuerzos Es decir, tiene la intención de articular proyectos e iniciativas ya existentes, con las nuevas que se irán generando. Es una propuesta abierta que apuesta a la construcción y consolidación de redes y de esfuerzos integrados a partir de un objetivo común: la CULTURA.

    En cuarto lugar, es importante porque ya ha puesto a trabajar conjuntamente a un amplio número de personas comprometidas con la cultura en Tijuana, es decir, ha generado un foro de acción cultural que-independientemente de cómo se desarrollen las cosas, ya nadie lo para. Una parte importante de la red ya esta tejida, y esperamos siga creciendo y fortaleciéndose.

    En quinto lugar me parece importante la propuesta porque supone un cambio profundo de las prácticas sociales y culturales. A estas alturas, dadas las condiciones y el nivel de deterioro social, una propuesta que atienda solo un cambio de imagen, de fachada o de discurso demagógico resultan ridículos. Se parte de la idea de un cambio de raíz que realmente posibilite el desarrollo de una sociedad con FUTURO.

    Por supuesto que me he sumado con júbilo a este Plan de Cultura para Tijuana. Mis felicitaciones

    Norma Iglesias Prieto

  12. Hola

    Antemano me disculpo ya que no podre asistir manana a la reunión. sin embargo me sumo al esfuerzo y por eso redacte unas ideas que voy a postear en mi blog(por que no cupo como comentario)espero su visita.

    saludos

    Rene Peralta
    www.generica.blogspot.com

  13. gravatar Anónimo

    ¿Qué pasaría si fuéramos sinceros?

    En realidad, el trasfondo del texto es un re-planteamiento para perpetuar la hegemonía global que desde hace tiempo maquina en las almas: sueños prestados. Ni más ni menos. Se vale tener miedo y todo, pero el miedo no justificará jamás nuestras palabras complicadas plasmadas para convencernos y convencer a otros de que las cosas son ¡sencillas!, y aún con ello paliar lo que no alcanzamos a entender. Un detalle tal vez insignificante:

    «Desgraciadamente hoy los niños (...) creen que no tienen más alternativas que las drogas y la violencia para obtener ese respeto y de pertenencia». ¡Dios santo! ¡Los niños pensando en alternativas! ¿Quién les iba a creer?

    Estaría bien que "en serio" lo llevasen a cabo, que se pusiesen a trabajar con verdadera entrega. Y también, señores redactores, dado que se contradicen abundantemente se les nota perdidos, les aconsejo releer su plan, obviamente no lo han leído.

Leave a Reply